El Barça ha pasado a los cuartos de final de la Liga de campeones después de vencer al Arsenal en el Nou Camp. Con un estadio lleno y con ambiente de grandes noches europeas, los blaugranas consiguieron su pase a la siguiente ronda con emoción y sufrimiento.

Durante la primera parte, el monólogo de los locales se plasmó en el tapete, buscando la manera de hacer el primer gol el Arsenal que estaba bien colocado en el terreno de juego, no dejaba brechas en la que pudiera penetrar el ataque culé. Pero las desgracias para los gunners comenzaron en el minuto 17, en un lanzamiento de falta de Daniel Alves se lesionaba Szczesny que tuvo que ser sustituido por Almunia que estuvo a un buen nivel.

Messi en el descuento de la primera parte hacia justicia al buen juego desplegado por el Barça. Pero cuando todo parecía controlado empató el Arsenal, un lanzamiento de esquina de Nasri era rematado en propia puerta por Busquets, todo empezaba de nuevo y los hombres de Guardiola necesitaban hacer dos goles para zanjar la eliminatoria.

Cuando todo parecía de cara para los hombres de Wenger y el Barça más dudas tenía, llegó la expulsión por doble tarjeta amarilla de Van Persie, el holandés vio la primera en la primera parte y después de que Bussaca pitara fuera de juego desplazó el balón acarreando la segunda, dejando a su equipo con un jugador menos y en una situación difícil.

Desde ese momento acoso y derribo por parte del Barça, en tres minutos los que van desde el sesenta y nueve hasta el setenta y tres, llegaron los goles que les daba la clasificación. Primero Xavi Hernández después de una jugada al primer toque que finalizó en un mano a mano con Almunia, el segundo Messi de pena máxima que hizo Koscielny a Pedro.

Fútbol control desde ese momento por parte de los pupilos de Pep Guardiola y  ocasiones que se marchaban al limbo, con los londinenses entregados a la eliminación llegó un error de Adriano que forzó un mano a mano de Bendtner con Victor Valdés y que Mascherano llegando desde atrás desbarataba, era el último cartucho de los gunners.

En el otro partido de octavos disputado hoy, la Roma caía eliminada ante el Shakthar Donetsk ucraniano y que se convierte en el tapado de la Champions.