Estoy plenamente convencido de que se desconvocará el cierre patronal esta semana. Antes del miércoles se dirá que hay liga y que se desconvoca para poder negociar con el estado. Os preguntaréis, ¿porqué está tan seguro? no tengo problemas en contestaros, me parece una medida de presión, un farol como se utiliza en el poker para ganar la partida.

A nadie le interesa que se vaya a este cierre patronal, las televisiones perderán, los clubes tendrán que terminar su temporada más tarde, no podría preparar sus plantillas sin saber cuales serán los objetivos para el curso venidero. Los jugadores comenzarían sus vacaciones más tarde, muchos de ellos se podrían quedar sin ellas debido a la disputa de la Copa de América y no creo que la AFE ametrallada por todo el mundo futbolístico las pasadas navidades, de el visto bueno a una “huelga” de los clubes cuando estos criticaron a los jugadores que querían hacerla por sus derechos. La LFP por su parte tiene una brecha en su muro de contención, primero deberían arreglar esa grieta para luchar todos a una por sus reivindicaciones.

Así que veremos si me equivoco o no, para empezar ya me he apostado con un compañero una cervecita a que no me equivoco. Tal vez me esté engañando a mi mismo y se suspenda las vacaciones, pero creo sinceramente que no será así. Sólo el tiempo me dará o quitará la razón, así que esperaré sentado viendo los acontecimientos.