Hace varias semanas, precisamente cuando el Bayern visitó el Giusseppe Meazza se dio por mal herido al actual campeón de Europa. El mal partido que jugó aquella noche el Inter, había plagado de dudas a todos los aficionados neroazzurris, todos pensaban que esta noche en el Allianz Arena se certificaría la vendetta de los muniqueses ante el rival que les arrebató la oportunidad de ganar la Champions.

En la noche de hoy vivimos un partido que parecía por momentos una montaña rusa. En la primera parte y a pesar del gol de Samuel Eto’o en los primeros compases del partido, fueron muy superiores los locales y estuvieron a punto de finiquitar la eliminatoria después de que Mario Gómez y Müller dieran la vuelta al resultado. Múltiples ocasiones para sentenciar tuvieron los hombres de Van Gaal, pero la buena actuación de Julio César (a pesar del error en el gol del empate) y en otras la mala suerte hicieron que el Inter terminara la primera parte con vida.

En la segunda llegaron los dos goles con los que culminó la remontada los interistas. Eto’o lideró el ataque y fue el mejor jugador del partido, hizo el primer gol y asistió a Sneijder y Pandev en los dos goles que certificaron el pase a cuartos de final de un campeón que demostró porqué lo es.

Old Trafford dictó sentencia y el equipo local estará también en cuartos de final, ayudó bastante el buen hacer del Chicharito Hernández que con un gol tempranero y otro a falta de tan sólo un cuarto de hora, allanó el camino a la siguiente ronda para los de Manchester. Los hombre de Ferguson dominó el partido y contemporizó para evitar pasar apuros ante un rival más débil pero que dio la cara en todo momento,  el gol de Brown en propia puerta dio emoción en el tramo final pero el Manchester United será el que esté en el bombo en el sorteo.