Todo estaba muy tranquilo de cara a la final que se disputará el próximo 20 de abril en Mestalla. El duelo Barça-Madrid es uno de los partidos que se calientan por si solos, pero siempre hay alguien que enciende la mecha para que empiece la “mascleta”.

En esta ocasión nos hemos sorprendido todos, Rosell ha declarado que apuesta por una manita para ese partido, todos nos hemos acordado del “chorreo” de Boluda y las palabras que se volvieron en su contra en la eliminatoria de Champions entre Liverpool y Real Madrid.

Todos apuntaban a Mourinho como el que haría las declaraciones que encendieran este partido, pero lo que más sorprende es la persona que ha dicho estas palabras. Sandro desde que llegó al cargo se ha caracterizado por su saber estar y sobretodo por no tener el afán de protagonismo que tenía su antecesor en el cargo.

Está vez y crecido en un acto benéfico se ha equivocado y que no ha medido el alcance de sus palabras, la irritación que ha producido entre la afición y plantilla madridista, añadiendo la presión su plantilla de cara a ese importante partido puede volverse en su contra. Pero bueno, si se le puede disculpar en este ataque de optimismo barcelonista, deberiamos decir que también se unió el presidente de la Generalitat que no fue tan generoso en el resultado como Rosell y se quedó en un pronóstico de cuatro a cero.