Finalmente el partido del Madrigal se convirtió en un trámite para el Villarreal, las prisas alemanas por intentar la remontada chocaron con el buen hacer de los hombres de Garrido, los goles de Cazorla en la primera parte y de Rossi en la segunda certificaron el pase y el gol de Derdiyok sólo pudo decorar el resultado.

Mal día para los equipos ingleses que no pudieron pasar ninguno. El Manchester City no logró remontar los dos goles adversos que traía de su partido en Ucrania, sobretodo por su delantero Balotelli que con una entrada a destiempo se autoexpulsó en el minuto 36, el gol de Kolarov tres minutos después daba esperanzas a su afición pero finalmente no pudo remontar. Y el Liverpool no consiguió hacer ningún gol al Sporting de Braga en Anfield Road, la victoria por la mínima de los portugueses en el partido de ida fue suficiente para pasar a la siguiente ronda.

En Rusia estuvo a punto de haber machada, el Zenit debía remontar tres goles al Twente y se quedó a un sólo gol de igualar la eliminatoria. Y eso que empezaron las cosas bien para los locales con los goles de Shirokov y Kerzhakov en la primera parte, a pesar del vendaval ruso en la segunda parte los holandeses aguantaron bien y se clasificaron para la siguiente ronda.

Spartak de Moscú, Benfica, Oporto y PSV Eindhoven estarán también en el bombo de cuartos de final.