Todo parece indicar que Quique Sánchez Flores no seguirá al frente de los rojiblancos la temporada que viene. Empieza a aparecer nombres en la prensa de futuros dueños del banquillo del Vicente Calderón y ahora llega la cuestión más importante para los colchoneros, ¿quién será el sustituto de Quique?

Queda apostar por que buscar, la experiencia de Rafa Benitez en un proyecto para conseguir títulos en un corto plazo de años e intentar igualarse al máximo a sus dos grandes rivales, o por el contrario apostar por un técnico joven y con ganas de hacer las cosas bien como puede ser Luis Enrique, que tiene una carta de presentación como técnico del Barcelona Atlético que le puede abrir las puertas del Manzanares. 

Sea cual sea la decisión, los dirigentes del club deben tener paciencia, es cierto que hay que crecer como equipo en un corto periodo de tiempo, pero ese vestuario debe llevarlo alguien que lo sepa dominar y que no sea dominado por él. No digo que el asturiano no sirva para ello, perdonadme si me explicado de la manera que lo entendierais así, pero he visto pasar muchos técnicos por ese banquillo y han salido de muy mala manera.

Ahora es el turno de la afición, ellos también tiene voz y no deberá presionar al nuevo mister, dejarlo trabajar y no fijarse los primeros meses en los resultados puede llevarles lejos durante la temporada, las prisas son malas consejeras y por desgracia en el Vicente Calderón lo saben. Ahora sólo queda esperar a que el nuevo técnico vuelva a llevar al Atlético de Madrid donde se merece.