Quedan tan sólo una horas para que el balón ruede sobre el tapete de Mestalla, tan sólo unas horas para que España se paralice en torno a una televisión para ver como se solventa este segundo clásico, tan sólo unas horas para saber quién será el campeón de la Copa de su Majestad el Rey.

Hace tan sólo cuatro días que hicieron tablas en el Santiago Bernabéu, un empate que no ha dejado indiferente a nadie. En las filas madridistas se ven con optimismo y con la clave de Pepe para conseguir alzar el trofeo, en las filas barcelonistas tienen un torneo en el bolsillo y sin presión para luchar mañana por el segundo.

Lo que está claro es que este partido sí que es importante, tiene tanta importancia que el perdedor de esta final puede salir tocado de cara a las semifinales de la Champions. Es por ellos que ambas escuadras saben que el partido va más allá de una simple final, es vital para ellos el triunfo y así lo demostrarán sobre el césped valenciano.

El último derbi ha calentado el clásico, han salido informaciones sobre el intercambio de “palabras” que hubo entre Piqué y algunos jugadores del Real Madrid, pero es tan sólo informaciones que no han corroborado ninguno de los dos técnicos. Así que Undiano Mallenco tendrá bastante trabajo para esta noche.

A la hora que escribo estas líneas no se saben todavía las alineaciones, pero me voy a mojar con lo que yo haría si fuese ambos técnicos. Empezaré por los locales que será el Barça por antigüedad.Pinto ocupará la portería de una competición que ha disputado entera y en la que ha colaborado mucho para que su equipo llegara hasta aquí. En la defensa y como centrales creo que estarán Piqué y Puyol, en los laterales Dani Alves y Adriano. Las dudas me genera el centro del campo en el que podría haber sorpresas, una línea de tres con Busquets, Mascherano y Xavi sería mi apuesta. En la tripleta de ataque estarían Iniesta por la derecha, Villa por la izquierda y en punta con Lionel Messi.

En las filas madridistas opto por Casillas en portería, Arbeloa y Marcelo como laterales, Sergio Ramos y Carvalho como centrales. Con el éxito que tuvo el sábado pasado creo que Mourinho repetirá con el famoso trivote con Khedira, Xabi Alonso y la carta de Pepe que será el encargado de frenar nuevamente a Messi. Arriba tres dagas con Cristiano, Di María y Özil, con la variante de que Cristiano sea el punta o juegue con un falso nueve como el alemán.

Todo esto son hipótesis, si algo nos han enseñado estos dos técnicos es que tienen un as debajo de la manga en los últimos instantes para sorprender, así que no seáis severos conmigo si me equivoco en el once titular de alguno de los dos equipos.

Seguramente los blancos saldrán con una actitud parecida a la del pasado sábado, no creo que se repita la tendencia tan defensiva como en el Bernabéu, Mourinho sabe que en la final hay que ir a ganarla y que sería muy arriesgado dar totalmente el balón al Barça. Eso sí, creo que jugará al contragolpe pero con las líneas un poco más adelantadas para facilitar la llegada de los hombres rápidos por banda con menos metros.

El Barça no será una sorpresa, toque, toque, toque y más toque para intentar buscar los huecos necesarios para abrir la portería de Casillas. La posesión será alta para los blaugranas pero impondrán más ritmo de partido que el pasado fin de semana, ya que creo que la consigna que recibieron los jugadores por parte de Pep Guardiola, era no perder el partido y salir con el título en el bolsillo del santuario blanco.

Es la hora de la verdad, las palabras se las lleva el viento y a lo mejor cuando termine el partido mi humilde comentario estará equivocado o tal vez acertado, pero estoy seguro que el encuentro que disputarán los dos grandes de España no dejará indiferente a ninguno de los aficionados al fútbol.