Tanto Barça como Manchester United hicieron valer el resultado que consiguieron en el partido de ida de los cuartos de final de la Champions. Los blaugranas salieron con un equipo en el que sorprendió Mascherano de central y Afellay en la izquierda del ataque barcelonista.

En los primeros compases el Shakhtar dominó e incluso puso en dificultades la portería de Victor Valdés, pero poco a poco los hombres de Pep Guardiola se fueron haciendo dueños del partido, mientras que sus rivales cada vez iban retrocediendo cada vez más hacia su portería, hasta que llegó antes del descanso el gol de Lionel Messi que certificaba si cabía alguna duda, la clasificación para semifinales.

La segunda parte se convirtió en un mero tramite en el que los locales buscaba tímidamente el gol del empate, mientras que el Barça contemporizaba el ritmo del partido a su antojo, buscando el segundo y sobretodo no cometiendo errores defensivos que le complicara el partido. Al final nueva victoria del Barça que ya espera al Real Madrid (si no ocurre ninguna catástrofe mañana) en semifinales.

En Old Trafford no defraudó el duelo inglés entre Manchester y Chelsea, el gol de Rooney en el partido de ida hacía que los blues tuvieran que buscar el gol, pero sería “Chicharito” Hernández el que adelantará a los red devils. Drogba a falta de un cuarto de hora para el final del partido, daba emoción a una eliminatoria que Park sentenció para meter a su equipo en semifinales. Giggs asistió en todos los goles de la eliminatoria y está reviviendo una segunda juventud.