Foto: Superdeporte

El Villarreal ha puesto en la noche de hoy el broche de oro a la gran semana europea de los equipos españoles. Si el Real Madrid y Barcelona goleaban en Champions, los castellonenses no quisieron ser menos, uniéndose a la fiesta con una manita ni más, ni menos  al líder de la Eredivisie holandesa.

No empezaron bien las cosas para los hombres de Garrido en los primeros compases, la presión de su rival le atenazaba y no conseguía hacer su juego. Pero el gol de Marchena en el minuto 23 al rematar un saque de esquina, daba la tranquilidad suficiente para afrontar el resto de la primera parte.

En ese momento la batuta de la orquesta la cogió Santi Cazorla y Borja Valero, desde ese momento el Twente desapareció del partido y era cuestión de tiempo que llegara el segundo. Llegó antes del descanso por obra de Borja Valero, los holandeses estaban tocados y deseando que el colegiado indicara el camino a los vestuarios, noqueado regaló el tercero en un error defensivo que Nilmar aprovecho para enviar el esférico a la red.

Rossi con un golazo y nuevamente Nilmar marcaron y llegó la manita al electrónico, cuando todo parecía acabado y visto para sentencia llegó el único lunar de los hombres de Garrido, Janko de cabeza lograba el gol del honor y daba un atisbo de esperanza al Twente para el partido de vuelta.

En los otros partidos de cuartos de final también hubieron equipos que sentenciaron su eliminatoria, el Oporto también hizo una manita al Spartak Moscú con un Falcao en plan estrella que logró un hat-trick para sentenciar su presencia ante el Villarreal en semifinales. Los otros dos equipo portugueses pueden tener un duelo fraticida por un puesto en la final de Dublín. El Benfica goleaba al PSV (4-1) con la conexión argentina en pleno rendimiento, los goles de Aimar, Salvio en dos ocasiones y Saviola dan una ventaja casi insalvable para los holandeses. El Sporting de Braga conseguía un empate a uno en su visita a Kiev, todo se resolverá en tierras lusas pero el gol marcado por Gusev en propia puerta, puede ser la clave para estar en semifinales.