Comenzó el Real Madrid – Barcelona por la semifinal de la UEFA Champions League, comenzó a disputarse un día antes. ¿Cómo? ¿Y a la afición que tenía pensado ir al Santiago Bernabeu este 27 de abril de 2011 para ver el primero de los duelos no fue avisada? No. Es que el duelo no ha sido en la grama sino que en los medios de comunicación y lo que se utilizó para el encuentro no ha sido un balón sino que micrófonos con reporteros en el medio.

Y los protagonistas no han sido ni Messi, ni Xavi, ni Iniesta por el lado de los “culés”, ni Cristiano Ronaldo, Di María o Mesut Özil por el lado de los “merengues”. Los que se entrecruzaron con sables de combate verbales han sido Josep Guardiola y José Mourinho.

Todo comenzó cuando Pep criticó al colegiado de la final de la Copa del Rey que anuló una jugada a Pedro que culminó dentro de la portería de Iker Casillas. Y la anulación era correcta. Pero el otrora centrocampista organizador del “Dream Team” de Johann Cruyff no dudó en criticarle. Mourinho se alertó de estos dichos y le respondió:

titulo_CLAIMA20110427_0085_19

Hasta ahora había dos grupos de entrenadores, uno muy pequeñito que no hablan de árbitros y otro grande, que critica a los colegiados cuando tienen errores importantes, pero que también los halagan cuando hacen un gran trabajo. Ahora con las declaraciones de Pep entramos en una nueva era, es el tercer grupo que solo tiene una persona, que es él, y que critica el acierto del árbitro. Nunca lo había visto en el mundo del fútbol

Esto en rueda de prensa y ante la vista no sólo de todos los medios de España sino que de todos los medios del mundo. Y como lo vio todo el mundo y Guardiola es parte del mundo, el entrenador de los catalanes sacó su arma lingual y disparó palabras con pólvora para el portugués:

titulo_CLAIMA20110427_0084_19

Dentro del campo veremos qué pasa. Yo también puedo sacar una lista de agravios comparativos que no acabaríamos nunca. Yo no tengo secretarios ni ayudantes que me apuntan todas esas cosas. No voy ni a justificar mis palabras. Yo felicité al Madrid por la Copa que ganó merecidamente en el campo ante un equipo que yo represento y del que me siento muy orgulloso. No me justifiqué con el árbitro. Nunca lo he hecho. Él, en esta sala, es el puto jefe, el puto amo y el que más sabe del mundo. Pero les recuerdo que hemos estado cuatro años juntos. En el Barcelona lo formamos como entrenador, al igual que él me ha ayudado a mí. Mourinho sabe que hacemos muchas cosas mal, pero sabe que siempre queremos jugar al fútbol

La realidad es que el fútbol español y sus aficionados a estas cosas las tiene que tomar como algo más, un detalle y sólo entretenerse un buen rato. Los dos mejores equipos del mundo -y seguramente uno de ellos es uno de los mejores de la historia- en estos momentos despliegan su talento en la península Ibérica y hay que celebrarlo.

Mou y Pep en una edición de LigaBBVA

View post:
Mourinho es el puto jefe | BlogFutbolero.com – noticias de futbol