Llegó el día del tercer asalto en este combate futobolístico que nos están regalando tanto Real Madrid como Fútbol Club Barcelona, un nuevo duelo pero esta vez en la competición más importante del continente y en la que tienen todas las esperanzas ambas aficiones.

El primer duelo fueron tablas, ambos equipos defraudaron a sus aficiones, unos por dedicarse a defender en casa cuando tenía que haber ido a por la victoria, el otro por no haber cerrado un partido que tenía ganado jugando con un hombre más en el terreno de juego. El segundo dejó en las vitrinas del club de Concha Espina una nueva Copa del Rey, en un partido épico y espectacular en el que cualquier equipo pudo haber levantado el trofeo.

Ahora llega el partido de ida en el Bernabéu, pero llega más caliente que los anteriores por las declaraciones de ambos entrenadores, Guardiola se saltó su filosofía y habló de los arbitros, como no la respuesta de Mourinho no tardó en salir y le contestaba directo y al mentón, “nunca había visto criticar un acierto arbitral” y Guardiola no se cortó un pelo en su rueda de prensa, “Es el puto jefe, es el puto amo en esta sala”.

En el cuadrilatero de estos cuatro enfrentamientos, el Barcelona está llevando el ritmo del combate pero no consigue llegar a golpear a su rival, que se protege perfectamente mientras que ya ha conseguido acertar en la cara de su rival que se ha quedado después de la final de Mestalla tambaleándose, dudando de su filosofía y su juego de piernas.

Este tercer partido será diferente, un hombre que no hace ruido y que no levanta expectación no está, hablo de Carvalho que no jugará por sanción y que es el gran baluarte de la zaga madridista en los dos últimos partidos. Las dudas que me crea la defensa del Real Madrid para el partido de esta noche, es la dupla Sergio Ramos-Albiol como pareja de centrales.

Por otra parte se ha estado hablando toda la semana en las dudas que tenía Pep Guardiola en defensa, las bajas estaban afectando a los culés y al final podrá confeccionar una defensa de garantías de cara a este partido de ida. Parece que Daniel Alves, Piqué, Mascherano y Puyol serán de la partida, una línea defensiva contrastada de cara a una semifinal de Champions.

La diferencia que tiene este partido con los anteriores, es la subida de moral del Real Madrid que ha ganado en autoestima después de los dos primeros duelos, ahora se saben al nivel del Barça y que son capaces de vencerles, ya no tienen el complejo de inferioridad que tuvieron después de la manita del Nou Camp. Mientras en Can Barça ha pasado lo contrario, las dudas han florecido y ahora no se tiene tan claro que se pase la eliminatoria, incluso el propio Pep Guardiola ha pasado el papel de favorito a los madridistas.

Una de las bajas del Barcelona para esta semifinal será la de Andrés Iniesta, una contractura en el sóleo de la pierna derecha le dejará sin disputar este trascendental partido. Ahora queda saber si Guardiola dará entrada a Keita o a Thiago Alcantara para ocupar la plaza del manchego.