En la noche de hoy y aunque en el fútbol puede ocurrir cualquier cosa, podemos decir que el Real Madrid ha sentenciado la eliminatoria ante el Tottenham en el partido disputado esta noche en el Bernabéu. La victoria hace olvidar el pinchazo del pasado sábado ante el Sporting y reconcilia al equipo con la afición.

Empezaba bien las cosas para los madridistas con el gol de Adebayor a los siete minutos de juego, eso acompañado por la expulsión de Crouch al cuarto de hora dejaba en una posición inmejorable para sentenciar la eliminatoria a los hombres de Mourinho. A pesar de eso el Madrid se llenó de dudas y no consiguió aprovechar la superioridad numérica con ocasiones claras de gol en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Pero la segunda parte fue otra historia y en todo momento el Real Madrid fue superior a su rival, sabiendo como abrir la defensa rival con el campo abierto. El Tottenham desapareció y el único que aparecía de vez en cuando era Bale que se peleaba contra toda la defensa para crear algo de peligro en la portería de Iker Casillas, mero espectador en la segunda parte.

Adebayor, Di Maria que hacía un golazo y Cristiano Ronaldo ejecutaban a los hombres de Redknapp. Xabi Alonso volvió al once titular y con ello el motor de un equipo que nota demasiado su ausencia en el terreno de juego. Ahora toca no descuidar el partido de vuelta y no pasar apuros innecesarios para estar en semifinales.

En el otro partido de cuartos, la sorpresa se ha dado en el Giusseppe Meazza, y es que el Schalke 04 liderado por Raúl y Edu han conseguido una amplia victoria ante el Inter de Milan por 2-5. Así que el ex-madridista sigue firme con su equipo en el camino de la final de la Champions.