Terminó la temporada y en vez de llegar la calma, lo que ha llegado al Atlético ha sido un huracán demoledor. La entidad colchonera se desmorona, los pilares en los que se sujeto en las últimas temporadas se marchan del club y en el horizonte se ve un cambio drástico en la plantilla rojiblanca.

Su guardameta más cerca del Manchester United que nunca, sólo falta hacer oficial el fichaje por los red devils. Agüero que ya ha declarado que quiere irse y es el Real Madrid el gran favorito para hacerse con sus servicios. El uruguayo Forlán por el que escucharán ofertas que lleguen. Quique Sánchez Flores que ya anunció su marcha y por último la salida de García Pitarch de la dirección deportiva.

A pesar de que muchos piensen que la temporada que viene será una campaña difícil para ellos, yo no pienso así. Si debes hacer una regeneración de tu plantilla necesitas una inyección económica importante o tener un director deportivo capaz de sacar petróleo de los más insospechados rincones de la europa futbolística. Lo primero tiene solución, la cantidad económica que recibirán de la venta de sus jugadores más importantes pueden dar esa inyección necesaria para completar una plantilla competitiva y con aspiraciones de estar en la Champions.

A la segunda ya le han puesto solución, la marcha de García Pitarch abre las puertas a otro director deportivo que deberá tener imaginación para encontrar jugadores de nivel contrastado y por un precio más que asequible. El presupuesto no ayuda para volverse loco a la hora de hacer ofertas, la entidad ha bajado su presupuesto un 25% y la crisis económica está haciendo mella en un club que quiere regresar a la máxima competición europea.

Pero ¿lo lograrán sin sus estrellas más brillantes de los últimos años? El claro ejemplo lo tienen en el Valencia de esta misma temporada, la venta de Villa y Silva sumió en una profunda depresión a los valencianistas, sin embargo, Emery sacó petróleo de los fichajes para esta temporada y el club ha sido el campeón de la otra liga, el campeonato de los mortales.

Así que puede venir bien el cambio al Atlético, puede parecer que se esté desmoronando pero en ese mismo solar se puede realizar un equipo  capaz de devolverle la ilusión a una afición desanimada por una campaña mediocre y que se ha podido salvar con la clasificación para la Europa league.