La antepenúltima jornada de la Ligue-1 francesa nos ha dejado la goleada del Auxerre ante el Olympique de Lyon (4-0), de esa manera casi se asegura su presencia para la temporada que viene en un año lleno de altibajos para los hombres de Jean Fernandez. La derrota de los visitantes le complica la tercera plaza que tendrá que disputarse con el PSG, el día anterior los parisinos empató en el Parque de los Principes ante el Nancy (2-2). 

En la lucha por el título la ventaja la tiene el Lille, sólo quedan nueve puntos en disputa y tiene a su rival a cuatro. La regularidad del líder en la presente campaña debe ser suficiente para conquistar el campeonato, pero el Olympique de Marsella tiene rivales en teoría más asequible.

En la zona de descenso se busca dos equipos que acompañen al Arles Avignon. El Lens disputará un partido dramático en Mónaco que también necesita el triunfo para no pasar apuros en las dos últimas jornadas, una victoria del equipo del principado daría con los huesos del Lens en la Ligue-2 y respiraría en la guerra por evitar la catástrofe. Si debo apostar por el tercer equipo que descenderá, lo haría por el Brest que ha estado bien acomodado por un gran arranque liguero, pero que está en caída libre y puede ser el gran perjudicado en la lucha.