Después de la penúltima jornada hasta seis equipos están con serio peligro de descender a Segunda división. El Zaragoza se resiste a caer al pozo y venció al Espanyol (1-0) con gol de Ponzio, este resultado le permite depender de si mismo y se la jugará la próxima semana en el Ciudad de Valencia ante el Levante ya salvado. Ganando se quedará en la liga BBVA.

Getafe también en la cuerda floja venció a Osasuna (2-0) y los rojillos vuelven a estar en peligro. La Real Sociedad cayó ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuan (3-1) y se jugará en Anoeta un dramático partido ante los azulones que dirige Michel, el que pierda ese partido puede ser que sea el que tenga que hacer las maletas para irse a la liga Adelante.

Al Dépor le vino bien visitar el Nou Camp la semana después de la consecución del título liguero por parte de los blaugranas, pasillo y tranquilidad ante un rival lleno de suplentes y sin la motivación de luchar por nada, el empate sin goles le sirve al Deportivo para seguir dependiendo de si mismo y se jugará en Riazor la salvación ante el Valencia que no se juega nada.

Dos equipos que lo tienen más asequible son el Osasuna y Mallorca, los rojillos se enfrentarán al Villarreal que no se juega nada y los insulares ante el Atlético de Madrid que hoy hizo sus deberes en su victoria frente al Hércules (2-1). Laudrup debe estar preocupado con los últimos resultados, la derrota de hoy en la despedida del Almería ante su afición (3-1) deja en serio peligro a su equipo.

Todo parecía indicar que en el Molinon todo acabaría en empate, el Racing devolvería el favor al Sporting y todos tan contentos, no fue empate pero si que venció el equipo de Preciado (2-1) remontando un gol inicial de Christian, de esa manera estará en Primera división un año más.

En Valencia más que un derbi se vivió una hermandad en un empate sin goles que le sirve a ambos. Unos cuantos kilometros hacia el norte se disputaba un buen partido entre el Villarreal y el Real Madrid donde Cristiano Ronaldo batió el récord de goles en Primera división en la victoria de los blancos (1-3) ante el submarino amarillo. En San Mamés empate entre los locales y el Málaga (1-1) que sirve para que los malacitanos rompan su racha de victorias.