Villas-Boas es el entrenador más joven en ganar una competición europea. A sus 33 años, ha llevado a su Oporto a la consecución de un título que le permite completar una temporada para enmarcar. En el campeonato local han barrido y no han tenido rival en todo el curso, por su parte han realizado una Europa league de sobresaliente.

El gol de Falcao al borde del descanso, fue demasiado para el Sporting de Braga que intentó igualar la contienda, pero no tuvo pegada. Hulk se doctoró como crack mundial y ya está en la órbita de todos los grandes clubes europeos. El problema es que su club vende demasiado caro, pero sería una gozada verlo en ligas como la española o la inglesa.

Me hubiera gustado ver a este Oporto en la Liga de campeones, es una pena que no haya disputado el máximo torneo europeo, el gran nivel de juego empleado en todas las competiciones que ha disputado, ha sido premiado con un doblete que permite al Oporto volver a levantar un trofeo europeo después de siete años, desde que Mourinho ganará la Champions, los blanquiazules no habían logrado estar en ninguna final.

Los equipos del viejo continente están como lobos hambrientos observando a su presa, deseando echarle el diente para devorarlo. Hulk, Falcao, Guarín, Moutinho y hasta su técnico están en el punto de mira de los “grandes”, que buscarán desmantelar con fichajes a un Oporto que ha enamorado a más de un aficionado al deporte rey. Pero ahora toca que en Do Dragao disfruten del éxito cosechado, todos los años no se gana una Europa league.