Pagar por un resultado es fraude

Esa es la frase que ha dicho el presidente Astiazarán en un desayuno informativo. El máximo dirigente de la LFP ha salido al paso con estas palabras de las suspicacias que hay entre los equipos que se juegan el descenso de cara a la última jornada liguera.

Como cada temporada, hay equipos que en este último capitulo de la liga se juegan su futuro en la máxima categoría. Otros ya han hecho sus deberes y jugarán con jugadores no habituales, algo totalmente licito. Equipos como el Levante que ya están salvados están en el punto de mira, se enfrentan al Zaragoza depende de si mismo para salvarse y la victoria le puede mantener en Primera.

El defensa granota Nano ha sido claro con lo que está ocurriendo estos días. “Si corremos, será porque nos han primado por ganar. Si no conseguimos ganar, será porqué teníamos algo con el Zaragoza. No es justo”. Una verdad como un templo, después de una segunda vuelta para enmarcar, los pupilos de Luis García Plaza todavía mancharán su imagen por un partido en el que no se juegan nada.

¿Maletines? como la meigas, haberlos haylos, pero no se pueden demostrar. Siempre los han habido en el mundo del fútbol y tiro de refrán para decir “que cuando el río suena, agua lleva”. Nadie es tan estúpido para decir que ha sido primado por ganar a otro equipo, sería motivo de una sanción ejemplar, incluso de cárcel si llegara el momento.

Pero también digo que se debería permitir las primas para ganar a terceros. Los equipos que están implicados por no descender a la liga adelante, deberían primar al Levante para que tuvieran un aliciente más que los puntos para ganar el partido, de esa manera se vería a dos equipos con ganas de ganar. Ambos lucharían por objetivos distintos y ganaría el espectáculo, se evitaría los rumores que año tras año llegan a la luz pública de primas a terceros.

El daño teóricamente sería al equipo que desciende, pero permitan que diga que los deberes se hacen durante el curso y no hay que esperar a los últimos noventa minutos para salvar el curso.