Este pasado fin de semana los universitarios han conseguido su séptimo título al doblegar a Monarcas Morelia en la finalísima mexicana. El empate a uno producido en el partido de ida, dejaba abiertas todas las posibilidades de cara a la vuelta. Pero a falta de un cuarto de hora para la finalización del encuentro llegó el gol de Cortés que llevaba la locura al Olímpico universitario.

Pumas llegó como uno de los claros favoritos a la liguilla, después de una gran temporada regular. Su andadura por los play-off ha sido espectacular, el primero en caer fue el campeón del Apertura anterior, Monterrey. Los rayados poco pudieron hacer para evitar la victoria universitaria en los cuartos de final y en la siguiente ronda se enfrentaron al complicado Chivas de Guadalajara que fue otra víctima más del campeón.

Los aficionados pudieron celebrar en las calles de la capital mexicana, la consecución de un título dos años después. Y este torneo se disfruta un poquito más por la apuesta de cantera que habían hecho los capitalinos, el gran rendimiento de los jóvenes ha sido determinante para el triunfo final.