En la ciudad de Manchester y ante tanto poderío económico, títulos y jugadores estrellas de los dos equipos más grandes de la ciudad, City y United, surge un modesto club semiprofesional que está creciendo día a día y aumentando el número de aficionados, ese club se llama Futbol Club United of Manchester.

El club fue fundado en el año 2005 por aficionados del Manchester United decepcionados por la adquisión del club por Malcolm Glazer. En la primera reunión se postpuso la creación de un club, pero si habían un millar de personas que colaborarán económicamente se seguiría adelante con el proyecto de crear un equipo. Finalmente muchos socios del United decidieron renunciar a su abono anual con los red devils y crear este nuevo club que comenzó su andadura en lo que podríamos denominar la décima división.

El nombre del club se eligió entre lo socios que apoyaron económicamente a la fundación y aproximadamente con un 40% de votos se eligió su actual denominación. Para formar la plantilla, jugadores dispuestos a formar parte de este plantel enviaron sus solicitudes, hasta 900 fueron los que quisieron subirse al barco, pero finalmente 17 formaron parte de la primera plantilla del FCUM.

Sus tres primeros años fueron exitosos, tres ascensos consecutivos llevaron a la séptima división al club e incluso llegaron a segunda ronda de la FA Cup. Esta temporada la ha terminado en quinta posición y fue eliminado en el play-off por el Colwyn Bay, así que seguirá un año más en la misma categoría.  

Los red rebels (rebeldes rojos) como se le conocen a sus aficionados son los amos del club, el cooperativismo que posee la entidad le permite elegir once consejeros entre los socios que han aportado dinero. No hay que caer en el error que los socios de este modesto club, odian al Manchester United, al contrario lo aman y no hay odio hacia el equipo de Alex Ferguson,  siguen animándolo, pero mientras este Glazer no irán a Old Trafford.