Todos los aficionados millonarios temían que llegara este momento. Hasta ahora era una simple pesadilla, un mal sueño en el que podrían despertar en cualquier instante y al abrir los ojos los franjirrojos seguían dominando en la liga argentina y en la Copa Libertadores. Pero esa pesadilla que no querían vivir se ha convertido en realidad y ahora en tan sólo dos partidos, tendrán que luchar por mantener la categoría.

En toda su historia, River Plate nunca ha descendido a la “B”. El sistema de promedio se creó para evitar que un mal torneo de los grandes, diera con sus huesos en el sotano, pero el promedio de River en estas tres últimas campañas ha sido nefasto, a pesar que los dos últimos campeonatos fueron algo mejor.

Ahora la pregunta que se hacen los argentinos es ¿les bastará con el pasado para mantener la categoría? Para empezar los aficionados que se personaron en el Monumental para alentar a los suyos, se fueron enojados, increpando a sus jugadores y viendo como su equipo se asomaba al abismo.

Su rival en la promo será Belgrano, los partidos que han disputado juntos ha sido favorables a los franjirrojos que ganaron la mayoría de veces. El miércoles será en la cancha de los que buscan el ascenso y el domingo en el Monumental. River Plate se encontrará ante un rival incómodo y que puede dar el salto de categoría, jugar a la contra es su especialidad e intentar dominar el partido se le hace difícil, en eso llevan ventaja los celestes.