Foto: Getty Images

 

Terminó la primera semifinal de la Eurocopa sub-21 que enfrentaba a España y Bielorrusia, el premio aparte de estar en la final era conseguir una de las tres plazas que dan derecho a estar el verano que viene en los Juegos Olímpicos de Londres.

A pesar de ser muy superior a su rival, la rojita tuvo que sufrir para lograr su pase al último partido del Europeo, teniendo que llegar a la prórroga ante un rival que aprovechó su único disparo a portería. En la primera parte Voronkov adelantaba a los suyos en la única llegada con claridad de los bielorrusos, los jugadores españoles hicieron el fútbol que suelen realizar, pero está vez careció de la pegada de anteriores partidos.

Tuvo que sufrir precisamente un 22 de junio, hace tres años la selección absoluta lograba romper el gafe de los cuartos de final en el Europeo y todo parecía indicar que el partido que se ha disputado esta tarde, sería el típico en el que por mucho disparar a portería no se logra el objetivo del gol y los favoritos se irían para casa.

Pero Adrián López hizo el empate en el último minuto del tiempo reglamentado y forzaba la prorroga en la que Jeffren fue creciendo minuto a minuto, dando el pase del segundo gol nuevamente a Adrián y logrando un gran gol en el que cerraba el resultado en el definitivo tres a uno.