En la capital italiana ya está Luis Enrique para hacerse cargo de la Roma. Llega en compañía del recientemente retirado Iván de la Peña y con la clara intención de triunfar fuera de nuestras fronteras y sin haber pasado todavía por la liga BBVA.

Su excelente temporada con el filial del Barcelona y su intención de no continuar con los blaugranas, hicieron que equipos importantes de Europa suspirarán por el que consideran el nuevo “Guardiola”, finalmente fue la Roma la que se hizo con sus servicios, el equipo de la capital jugará la Europa League la temporada que viene.

Y me alegra el fichaje del asturiano por la Roma y lo que representa, parece que por lo menos un equipo de la Serie A quiere cambiar su filosofía. No hay que negar que el fútbol italiano es más defensivo que ofensivo, pero esta apuesta arriesgada por parte del director deportivo romano, Walter Sabatini, va más lejos y con la clara convicción que la manera de ver el fútbol de Luis Enrique puede cuajar en una liga tan exigente como es la italiana.

Apuesta por el fútbol de ataque y creativo será la que se podrá ver en el Olímpico de Roma cada quince días, eso es lo que esperan tanto la entidad como los nuevos técnicos, ahora sólo falta refrendarlo con resultados positivos para que otros equipos del Calcio se animen en esta apuesta del fútbol ofensivo.