Erre con erre con que los jugadores de la selección se llevan bien o mal, ¡anda ya! hay que cambiar el tema que comienza a ser cansino. Lo siento que comience con esta forma de escribir, pero es que los diarios deportivos me tienen hasta los mismisimos c….. Que si los jugadores no se han abrazado en el inicio del entrenamiento, que si los jugadores no se les ve sonriendo, que los jugadores todavía tienen en cuenta los clásicos.

Perdonar pero no, lo que haya pasado en un terreno de juego se queda en él, puede haber algún resquemor pero que seguramente en estos momentos ya esté hablado y olvidado. No queramos rellenar páginas con polémicas innecesarias y sensacionalista, preguntando cada vez que sale un internacional por como se siente o como se convive entre los jugadores de ambos clubes.

Y es que se veía venir, desde que terminará la maratón de clásicos ya se anunciaba que este mes de junio se verían las caras en la concentración de la selección. ¿Quién no se ha enfadado con un hermano o amigo alguna vez en la vida? Permitanme que conteste que a todos nos ha pasado alguna vez y al final se hacen las paces y todo sigue de la misma manera.

Los jugadores de la selección como futbolistas que son, tienen la premisa que lo que ocurre en el campo se queda en él, así que ahora estoy seguro que se estarán echando unas risas de aquellos encuentros y conviviendo con armonía.