La justicia ha dado la razón a Adrián López en su litigio con el Deportivo de la Coruña, ahora el delantero podrá fichar por el equipo con el que ya ha pasado reconocimiento médico, el Atlético de Madrid. Adrián acababa contrato el 30 de junio de 2011 y el equipo que dirige Lendoiro lo renovó de forma unilateral para buscar de esa manera que se cumpliera el convenio de compensación que firmó en su día la LFP y la AFE. Por ello pedía cinco millones para el club que quisiera los servicios de su jugador.

El Atlético negoció y apalabró el fichaje de Adrián como corresponde con un jugador que termina contrato, la argucia de Lendoiro llegó fuera del plazo y finalmente acabaron en los tribunales que hoy ha dictado sentencia a favor del asturiano, que ahora podrá poner rumbo al Manzanares para vestir la elástica rojiblanca después de un gran verano en el que se convirtió en campeón de Europa sub-21.

Adrián López salió de la cantera del Real Oviedo, después de dos temporadas recaló en el Deportivo de la Coruña en el que militó dos temporadas consecutivas, la siguientes fue cedido al Deportivo Alavés y al Málaga, recalando nuevamente en el equipo que dirige Lotina y en el que ha destacado estas últimas temporadas. No es un jugador con mucho gol, nunca ha pasado de diez goles en una temporada pero su buena temporada como deportivista y el Europeo le abren las puertas de un club que aspira a luchar por Europa.