Partido inaugural de la Copa de América que se disputa en Argentina y llegó la primera sorpresa del torneo. El anfitrión no pasó del empate y pudo ser peor, perdía a falta de un cuarto de hora y el gol de Agüero daba el empate a la albiceleste.

Pero los aficionados argentinos siguen sin ver al mejor Messi, Tévez o Agüero, viendo como no son capaces de ganar a Bolivia en casa y un día en el que se debería haber ganado para ilusionar a todo un país. Si miramos el once titular veriamos en ataque a jugadores muy desequilibrantes pero cuando se enfundan la elástica de su país están muy erráticos. La defensa sigue siendo un coladero y sobretodo falta un portero que marque diferencias.

En el minuto 48 llegó el primer gol del torneo y el que hacia palidecer a los 38000 aficionados que se dieron cita en el estadio Único Ciudad de la Plata. Un saque de esquina que Rojas tocaba de tacón en el primer palo y Banega que se olvida de la primera ley de un defensa, despejar, intenta controlar el esférico y despita a su guardameta para ver como entraba el balón en la portería local.

Y a falta de un cuarto de hora llegó el gol del Kun. Un centro de Di María es controlado con el pecho por Burdisso y deja el balón para que el todavía atlético remate de volea. El empate dio moral a su equipo para dar el último empujón y buscar la victoria, nada más lejos de la realidad ya que no pudo conseguir este gol y el resultado se quedaba en tablas.