Al tercer partido llegó la victoria para la albiceleste. El barco que estaba a punto de naufragar ha comenzado a virar gracias al liderazgo de Lionel Messi, el astro argentino acalló muchas bocas que le criticaron en esta Copa América y fue el hombre del partido. A su vez Batista supo sacar un once titular en consonancia con lo que se jugaban en el último partido del grupo, también la debilidad de los costarricenses hizo que todo saliera perfecto durante la noche.

Dos goles de Agüero y uno de Di Maria despiertan a un país marcado por las malas noticias. La victoria de ayer son de las que suben el ego a cualquier equipo, una goleada fácil y se disipan todas las dudas existentes en los partidos anteriores. También hay que decir que el anfitrión no ha perdido en los peores momentos, ni siquiera ante Colombia que ha demostrado con creces que está en un gran momento de forma, ahora que Batista ha encontrado el once ideal entre los que se encuentran los madridistas Di Maria, Higuaín y sobretodo el todavía colchonero Agüero.

Ahora esperan rival de cara a los cuartos de final, se igualan todas las fuerzas de cara al tramo final y un error se puede pagar caro. Uno de los grandes se ha salvado y la pregunta es ¿pasará Brasil el corte? espero que sí, unas eliminatorias de cuartos de la Copa América sin los cariocas serían descafeinadas. Este torneo necesita a los mejores, porqué hasta ahora la mediocridad se hizo presente en los partidos anteriores, con las victorias de Colombia y Argentina se empieza a mejorar un campeonato que estaba siendo para olvidar.