Sólo falta la final para terminar la presente edición de la Copa América. En el partido entre el tercer y cuarto puesto jugaban las dos selecciones revelación, ambas buscaban en una última victoria un buen sabor de boca y la ilusión de cara a la próxima fase de clasificación para el Mundial, pudiendo soñar con estar en la cita brasileña.

Ambos han conseguido tener un bloque competitivo aunque ayer Venezuela acabara goleada. A pesar del resultado estuvo igualado el encuentro, Guerrero hizo los dos últimos goles en los últimos minutos y dejó a la vinotinto hundida después de intentar la remontada con uno menos desde la hora de partido.

Markarían sabía lo que quería desde el principio, encontrando en Guerrero la punta de lanza de una selección que se está regenerando y este tercer puesto reafirma el trabajo del técnico uruguayo. Por su lado la vinotinto tiene muy buena pinta, perfectamente pudo estar en la final después de ver el partido de semifinales ante Paraguay, este cuarto puesto debe servirle para afrontar con optimismo las citas venideras.