En pocas horas se disputará el Argentina-Colombia de la presente edición de la Copa América, este enfrentamiento me recuerda el que hicieron estas mismas selecciones en la fase de clasificación para el Mundial de Estados Unidos. Ese día la selección cafetera llegó a su más alto nivel desde que lo dirigía Pacho Maturana , enamorando a todo el planeta con su juego cuando consiguió darle un “baile” a su rival.

Argentina llegaba a ese partido con la necesidad de vencer para no ir a la repesca ante Australia. Colombia buscaba su tercera participación en un campeonato del mundo de fútbol, siendo líderes con un resultado que no fuera la derrota iría directo a USA. Pacho Maturana no quiso especular en su juego y alineó todo el potencial que poseía en el choque. En el centro del campo Leonel Álvarez y Carlos Valderrama, Freddy Rincón como enlace con los dos delanteros que todos recordaréis como eran Asprillas y el “Tren” Valencia.

Aquella Colombia era uno de las mejores selecciones que han tenido en el país cafetero. Y ese fue uno de sus mejores momentos. Tres hombres dieron un festival de juego con un partido para enmarcar y es que golearon Valencia, Asprilla y Freddy Rincón ambos por dos veces sonrojando a los hombres de Alfio Basile con un juego rápido y de toque. Mientras Valderrama y Álvarez dirigieron al equipo como un reloj suizo ante la atenta mirada de un país incredulo por lo que estaba viviendo en una noche aciaga para sus intereses.

En la prensa el diario Gráfico argentino hacia una portada que era el sentimiento de todos los argentinos, una portada negra y una única palabra, vergüenza. Finalmente ambos estuvieron en los Estados Unidos, Argentina disputó la repesca ante Australia y empató a uno en tierras de Oceanía, mientras que el eterno Batistuta hacía el gol del triunfo en el Monumental para certificar su pase a la cita mundialista.