El proyecto de Pellegrini en el Málaga todavía no está cerrado y están insistiendo en las últimas horas en el fichaje de Santi Cazorla (Villarreal) para completar una plantilla que puede aspirar a todo esta temporada. La incorporación del internacional español podría elevar el potencial de un equipo que está despertando la simpatía de los aficionados españoles, por méritos propios este equipo se ha convertido en el Manchester City español.

Treinta millones pide el club que preside Roig y el Málaga ya ha llegado a los veinte millones de euros, así que o me equivoco o se cerrará en torno a los veinticinco millones, lo que sería una de las bombas del verano en el mercado de fichajes. Y es que el jeque Al-Thani ha revolucionado el mercado con sus petrodólares en un país donde la mayoría de los equipos no pueden ni respirar porqué les asfixian las deudas.

Plantilla competitiva, entrenador contrastado y una afición volcada con un plantel llamado a la gloria. Todo lo que no sea acabar en posiciones europeas sería un fracaso y en La Rosaleda lo saben, ahora pueden competir con todas las de la ley con Valencia, Atlético, Villarreal, Sevilla e intentar acercarse a las dos bestias de la liga, Barça y Madrid.