La cantera lusa no deja de dar grandes jugadores, el último en llegar a nuestra liga es Fabio Coentrão que llega al Real Madrid procedente del Benfica por veinte millones de euros y el traspaso de Ezequiel Garay al club luso. Viene a reforzar la banda izquierda en la que puede desempeñar su juego tanto en defensa como en ataque, pero todo hace indicar que luchará con Marcelo por la posición de lateral.

Durante el pasado curso hizo olvidar la marcha de Di Maria al mismo club con una progresión espectacular. El modesto Rio Ave le dio la oportunidad de ser profesional con dieciséis años, no tuvo regularidad pero tuvo la oportunidad de jugar en las categorías inferiores de la selección lusa, los aficionados le comenzaron a comparar con Luis Figo por su gran parecido en el juego al astro portugués.

Benfica le fichó enseguida pero intento foguearlo en diferentes clubes como el Nacional, Real Zaragoza y nuevamente el Rio Ave. No fue contando con muchas opciones en ninguno de estos equipos, perdiendo confianza y cayendo la joven promesa al ostracismo del banquillo. En Da Luz tuvo la confianza de su técnico, Jorge Jesús que vio en él un potente lateral izquierdo, comenzando a darle minutos y consiguiendo que la autoestima creciera como la espuma y debutando incluso en la absoluta.

¿Qué puede dar más que Marcelo? Los dos son animosos a la hora de subir al ataque, pero el portugués es mucho más defensa que el brasileño, pero son muy parecidos a la hora de desplegar su juego. Sólo falta saber si Mourinho decide que cualquiera de los dos juegue en posición de interior, de no ser así nos espera una bonita lucha por conseguir la titularidad entre ellos.