Pese a la balacera que ocurrió en el Estadio de Santos el fin de semana, y que alcanzó a dañar parte de la estructura, el Territorio Santos Modelo seguirá como sede del juego amistoso entre el Tri  y la selección brasileño, en el juego programado para el 11 de octubre.

Esto fue informado por Héctor Gonzáles Iñárritu, director de selecciones nacionales, quien dijo que para dicho juego, confían en la seguridad del estadio: “Todo sigue igual con el partido de la Selección en Torreón, confiamos en la seguridad. Lo ocurrido en Torreón es lamentable y hoy habrá una junta para tomar decisiones”.

Además agregó que con la unión de todas las autoridades, este juego se llevará a cabo sin ningún problema: “Cada quien desde su trinchera hará un esfuerzo y junto con las autoridades se podría realizar este partido sin ningun incidente”