Italia prácticamente está clasificada para la fase final de la UEFA EURO 2012 gracias al gol de Antonio Cassano que supuso que el líder del Grupo C ganara por 0-1 a Islas Feroes.

El conjunto azzurri tuvo que emplearse a fondo en Torshavn a pesar de adelantarse en el marcador en los primeros compases del duelo, ya que Súni Olsen remató al poste en la primera parte y Christian Lamhauge Holst disparó al larguero en la segunda mitad. Con Eslovenia perdiendo ante Estonia, Italia es líder de su grupo con ocho puntos de diferencia y un triunfo ante los eslovenos en Florencia el martes les dará el pase automático a Polonia y Ucrania cuando aún restarán encuentros por jugarse.

El seleccionador italiano Cesare Prandelli puso en liza al mismo once que derrotó a la campeona del mundo, España, por 2-1 el pasado mes y su equipo empezó muy fuerte, creando tres ocasiones de gol en el inicio. En las primeras, Riccardo Montolivo y Cassano se encontraron con René Tórgard, mientras que Giorgio Chiellini vio como su remate de cabeza se iba fuera por poco. Sin embargo, el delantero del AC Milan, Cassano, no iba a desaprovechar su ocasión cuando recibió un preciso pase de Andrea Pirlo y regateó a Tórgard para marcar a placer.

En el ecuador de la primera parte, Islas Feroe se comenzó a encontrar mejor y pudo marcar por mediación de Jóan Edmundsson, y poco después Olsen superó a Gianluigi Buffon con un tiro desde fuera del área que desafortunadamente rebotó en el poste. Italia también dio señales de vida en el ataque pero Tórgard se opuso en los remates de Daniele De Rossi y Domenico Criscito.

Tórgard siguió siendo un dolor de cabeza para los italianos en la segunda parte, ya que al poco de comenzar hizo una gran parada con su pie para evitar el tanto de Giuseppe Rossi y en el minuto 70 despejó un disparo peligroso de De Rossi. Sin embargo, cinco minutos más tarde, la suerte estuvo del lado italiana tras el disparo con la izquierda de Holst a centro de Hjalgrím Elttø y que se estrelló en el larguero. Finalmente, el marcador no se movió y el equipo de Brian Kerr esperará a tener mejor suerte ante Serbia el martes.