Articulos etiquetados con a-ley-concursal

Otra víctima de la mala gestión

Estarán de acuerdo conmigo en una cosa, los trabajadores que hacen bien su trabajo y son profesionales deben cobrar su salario. Nadie trabaja gratis hoy en día y menos con esta crisis que está llevando a la ruina a muchas familias de nuestro país. También es cierto que los futbolistas son unos privilegiados con los salarios que perciben muy superiores a los de cualquier trabajador de la calle, pero al fin y al cabo son trabajadores que no tienen la culpa de los millonarios salarios que se pagan en este deporte.

La crisis de nuestro fútbol no tiene a su primera víctima y es que en las categoría inferiores de nuestro país estos casos se dan con frecuencia. Los jugadores del Rayo Vallecano no han cobrado y con la ley concursal parece que irán al día, pero lo que se le adeuda de las temporadas pasadas estarán como acreedores del club, en la lista serán de los últimos para percibir el dinero que se les adeuda, lo que les ha llevado a posponer su vuelta a los entrenamientos hasta que hayan llegado a un acuerdo con el máximo mandatario del club.

Ahora para más inri para los jugadores que consiguieron el ascenso a la liga BBVA, parece que el club está pensando en hacer un ERE con su plantilla, lo que llevaría a muchos jugadores al despido, algo que no solucionará el problema. Y la afición mientras tanto sigue luchando para que se solucione el problema del club de sus amores, según ellos la gestión económica desde que llegó Martín Presa es totalmente nefasta y no ha cumplido con las promesas que hizo al llegar al club. Encima se han visto con los precios que quiere sacar los administradores del club en los abonos, caros para gente obrera y gente humilde que no se puede permitir el lujo de pagar por sus carnets la cifras que se están barajando y que puede ser del 100% de subida.

Lo que está ocurriendo en el Rayito no será la última vez que ocurra en los años venideros, nos hemos empeñado en poner parches a la balsa neumática y tiene un gran agujero, hace agua por todos los rincones y por más que queramos achicarla es demasiado tarde, hasta ahora hemos sabido mantener a flote nuestra nave, pero en vez de buscar una solución drástica al problema hemos hecho lo que mejor sabemos hacer en España, mirar hacia otro lado.

Los dirigentes de nuestros clubes han gastado más de lo que tenían, ahora los actuales que están luchando por salvar las entidades se están llevando el deshonroso honor de ser los que han condenado a unos clubes que llevan años en la deriva.

Nuestro fútbol se muere

Cada día que pasa me doy cuenta que nuestro fútbol se muere, por lo menos el que conocemos en la actualidad. Es raro ver el equipo que no tiene problemas económicos o que no está al borde de la famosa ley concursal. Esto debe cambiar y parece que el estado se ha puesto manos a la obra para evitar dañar la imagen de nuestro fútbol fuera de nuestro país.

Será raro ver algún equipo que milita en las categorías profesionales descender. Betis y Rayo se encuentran en la famosa ley concursal, mientras el Granada está endeudado hasta la médula y no ha llegado ni siquiera a ser sociedad anónima. Estos datos son de los tres ascendidos a la máxima categoría, pero podemos mirar a los equipos que están en la liga BBVA.

Real Madrid y Barcelona encabezan la deuda de nuestro fútbol, más de mil millones de euros deben entre ambos, pero pueden afrontarla gracias a los multimillonarios ingresos que consiguen a lo largo de la temporada. Cerca de los 500 millones de euros deben Valencia y Atlético de Madrid, los levantinos han conseguido reducir la deuda este curso gracias a la venta de Villa y Silva, más la paralización de las obras del nuevo Mestalla que era una auténtica sangría en la maltrecha economía “che”.

Hemos hablado de los equipos que más deben en nuestro país, pero los clubes más modestos son los que verdaderamente lo están pasando mal y los que se aprovechan del vacio legal para acogerse a la ley concursal, de esa manera conservan la categoría ante los impagos y salvan la mala gestión de unos directivos mediocres.

Cuando la bola se iba haciendo grande, tuvieron la opción de gestionar más acertadamente sus economías, pero muchos clubes con la ambición de ganar títulos, estar en Europa o simplemente salvar la categoría se fue endeudando, cada día más y cerrando los ojos ante el derrame monetario que dejaban las cajas fuertes de los clubes con telas de araña en su interior.

Es difícil saber lo que pasará con los clubes, pero hay que buscar soluciones inmediatamente para que este deporte que nos divierte y nos apasiona, vuelva a tener salud de cara a un futuro que en estos momentos se ve muy negro. De seguir así las cosas, podemos ver equipos desapareciendo y modestos con una gestión económica austera emergiendo a la profesionalidad, eso sería justo para los que cumplen con lo pactado y no se pasan de un presupuesto de principio de temporada.

Una gestión controlada y siguiendo el presupuesto a pie juntillas puede salvar nuestro maltrecho deporte, también lo podría hacer una inversión extranjera como puede ser del medio oriente, pero es un arma de doble filo y si no que se lo pregunten al Racing. Es cierto que muchos descenderían de categoría al no poder permitirse el lujo de contratar a jugadores de élite, no se puede prometer un sueldo a un futbolista y luego no pagar, eso es estafa.

Hace años nuestros dirigentes perdieron el rumbo de la gestión económica, ahora es el momento de reconducir a nuestros equipos al camino que perdieron años atrás.

¿Empezará la liga 11/12?

Hay que decir que desde que llegó Rubiales a la presidencia de la AFE, la asociación ha dejado claro su posicionamiento en la lucha contra los clubes morosos, siempre luchando por los jugadores que militan en entidades más modestas y que no logran cobrar lo pactado en sus contratos.

No han escatimado sus esfuerzos en esta lucha, su único objetivo es velar por los intereses de sus asociados y que los clubes contraten jugadores según sus ingresos y presupuesto, lejos de gastar más que lo que entra en caja, algo que ha llevado a la ruina a demasiados equipos que se tienen que ir a la ley concursal para hacer frente de sus deudas, mientras otros que se basan en su presupuesto son perjudicados por este hecho.

La última noticia que nos ha llegado de la AFE,  es la decisión de la junta directiva de iniciar la temporada 2011-2012 una vez se garanticen todos los condicionantes para que la competición se pueda desarrollar con total normalidad. Las negociaciones por un nuevo convenio entre LFP y la asociación de jugadores están abiertas, siendo el momento de llegar a un acuerdo por el bien de nuestro fútbol.

Ahora tocará esperar con la incertidumbre de si empezará o no la liga. Personalmente creo que comenzará, pero estoy de acuerdo con la postura de AFE, todo trabajador que realiza su trabajo tiene el derecho a ser pagado por ello y el futbolista teniendo privilegios o siendo de un equipo de tercera división, es simplemente un “currante”.