Articulos etiquetados con liga de campeones

Cuarta Champions para el Barça

Os debemos una y estos que están aquí no suelen fallar

Esa frase fue la que dijo Pep Guardiola en el Nou Camp durante la celebración de la consecución del título de liga en la temporada pasada. Y no falló en su promesa, en la noche de hoy el Barça se ha proclamado Campeón de Europa por cuarta vez en su historia.

El templo del fútbol coronó a su rey y eligió para ello al mejor equipo del momento, el Barça. He de decir y no por ser un equipo español, que me alegra la consecución del título por parte de los blaugranas. ¿Por qué? para que el todo el Mundo pueda ver que está filosofía es la que nos da espectáculo y con la que se puede ganar títulos. Durante varias temporadas se había puesto de moda la destrucción de juego como base de victorias, pero esta apuesta es arriesgada y es un ejemplo para muchos clubes que ya comienzan a fijarse en esta filosofía.

Hoy y como pasara hace un par de años, le costó entrar en el partido al Barça, pero a los diez minutos cogió la manija del encuentro y desde ese momento dominó, apagando el infierno de los red devils y consolidando las bases para la victoria final. El gol de Pedro adelantaba en el minuto 27 a los culés, pero siete minutos después empataba Rooney en uno de los únicos errores defensivos de los hombres de Pep Guardiola.

Durante la segunda parte sólo existió un equipo, desde el primer momento los blaugranas se hicieron dueños del balón y los goles del hombre del partido Messi y el asturiano Villa daban la tranquilidad suficiente para disputar los últimos minutos. La victoria se fomentó en el control del balón y la calma a la hora de buscar la portería rival, una defensa que sólo cometió un error y lo pagó caro, pero que finalmente consiguió el objetivo.

Se completa el ciclo, Wembley fue el inicio de una filosofía y de una manera de entender el fútbol. Tenía que ser aquí donde el Barça consiguiera levantar nuevamente el trofeo y hacer disfrutar a toda una afición que ya se ha lanzado a las calles para celebrar un nuevo éxito culé.

Me gustaría mencionar a un hombre que ha conseguido que su equipo sea admirado en todo el Mundo, no es otro que Pep Guardiola que llegó como un parche después de la marcha de Rijkaard, con un plantel tocado anímicamente y que en tan sólo varios meses logró recuperarlo. Desde aquel verano del 2008 hasta ahora, diez títulos para el técnico y los suyos. Dos Copas de Europa, tres ligas, una Copa del Rey, una Supercopa de Europa, dos Supercopas de España y una Copa del Mundo de clubes, todo esto en tan sólo tres temporadas, se puede decir que el Barcelona ha marcado una época en el panorama futbolístico.

Y si he de quedarme con un detalle del partido, no es otro que el gesto que ha tenido Puyol con Abidal. El francés ha luchado contra el cáncer hace tan sólo un par de meses y hoy ha disputado los noventa minutos en una final exigente. El central catalán se ha quitado el brazalete y se lo ha entregado al lateral francés para que este levantara el trofeo, una gran alegría con un éxito ante esta lacra que es el cáncer.

Enhorabuena al Barça y a todos los culés por el gran éxito cosechado en la noche de hoy.

Último episodio de los clásicos

Y llegó el último partido de estos cuatro clásicos que se están disputando estos últimos dieciocho días. El último episodio de una montaña rusa de sensaciones que llevaban al éxtasis a la afición en un partido y en el siguiente bajaban al más profundo desánimo. Con una temperatura que ha ido subiendo conforme iban pasando los clásicos y que llegó a niveles insospechados después del partido de ida de Champions.

Estos clásicos puede pasar a la historia por el empeoramiento de relaciones entre culés y madridistas, tal vez por haber perdido el Real Madrid un señorío que ha llevado con orgullo en sus 109 años de historia, por haber ganado una Copa del Rey tras 18 años y ante el eterno rival. O tal vez pase a la historia por la clasificación de uno u otro equipo para la final de Wembley, por la expulsión de Pepe, por el excesiva dureza de los jugadores madridistas o por las acusaciones de teatro a los jugadores culés. Pero lo que está claro es que no pasará a la historia por el fair-play entre entidades y un gran juego por parte de ambos en cada partido.

El Barça se presenta ante su afición con la alegría de ver en la convocatoria a Abidal, una de las mejores noticias que nos va a dar esta serie de partidos. Solventando la polémica del césped cortándolo bien cortito y regándolo a su gusto para que esté rápido y favorezca el fútbol de ataque. Con tranquilidad pero sin renunciar a su estilo de juego, con ganas de dar a su afición la alegría de ganar al eterno rival y confirmar su presencia en la finalísima, así se espera a los hombres de Pep Guardiola.

Mientras tanto el Real Madrid llega buscando la remontada, creyendo en ello y creo que buscará salir como lo hizo en la primera parte en Mestalla. Está vez no habrá esquema defensivo, no está Pepe ni Sergio Ramos, así que no queda otra que atacar la portería de Valdes para buscar la hazaña. El problema es que si te despistas en defensa ante un equipo como el Barça puedes llevarte una mala pasada y ver como pueden hacerte goles que te empeoren la situación.

Muchos creen que la eliminatoria está resuelta, el que piense eso en un Barça-Madrid se equivoca, me da igual las diferencias en el juego, pero en un campo en el que están Messi, Iniesta, Xavi, Pique, Cristiano, Özil, Benzemá y Di Maria todo puede pasar y la calidad técnica de unos y otros pueden darnos resultados diversos.

Lo más lógico es que el Barça esté en Wembley, será justo vencedor de una eliminatoria que personalmente me ha defraudado por el estilo de juego de los hombres de Mourinho, este tiró noventa minutos en el partido de ida buscando el empate sin goles y que ahora tiene que purgar sus pecados en un campo hostil que le tiene ganas.

Al final la UEFA desestimó las denuncias, tanto las del Barça contra Mourinho, como las del Real Madrid ante los jugadores culés por fingir excesivamente en las faltas. Por fin alguien ha puesto cordura en esta semana de locos que lo único que han conseguido ambos clubes es llevar unas imágenes patéticas fuera de las fronteras de nuestro país.

Espero que no se vuelva a repetir cuatro clásicos nuevamente, estoy deseando que termine todo para no volver a ver a un país dividido por un simple deporte. Esperaba con ansiedad esta serie de partidos, disfrutar de ellos, gozar viendo a los mejores jugadores y los dos mejores equipos del Mundo, pero me he llevado una desilusión debido a tanta intensidad y mal hacer por parte de unos y otros.

Real Madrid y Schalke 04 también en semifinales

Al igual que ocurriera ayer, los favoritos para pasar a las semifinales de la Champions no fallaron y certificaron el pase que habían encarrilado en el partido de ida.

Todos pensabamos que el Tottenham saldría a por todas desde el principio, White Hart Lane estaba lleno a rebosar y esperaban a un equipo agresivo, mordiendo para conseguir un gol tempranero que alimentara el sueño de la clasificación, pero se encontraron a un equipo miedoso, demasiado preocupado en no cometer errores que pudiera aprovechar su rival a la contra.

El equipo de Mou hizo un partido práctico, sin alardes en ataque y muy seguros en defensa. Marcaron el ritmo del partido en todo momento y la seguridad de la zaga permitió que no pasaran apuros en todo el partido. El único lunar en el partido fue la tarjeta amarilla a Carvalho que se perderá el partido de ida ante el Barça, una error infantil y una entrada a destiempo que le condenan a ver el partido desde el graderio del Bernabéu.

El empate hubiera sido el resultado más justo ante la nulidad en ataque de ambas escuadras, pero Cristiano Ronaldo probó suerte desde treinta metros y Gomes se convirtió en el mejor amigo del Madrid en la noche de hoy, su error facilitó la victoria a un equipo que buscará la final de Wembley ante su eterno enemigo.

Todo ha sido positivo para los seguidores del Real Madrid, el eterno capitán lideró al Schalke 04 a las semifinales de la competición al vencer nuevamente en Gelserkirchen al campeón. Un gol y una asistencia sigue alimentando la leyenda del siete, que con un equipo a priori débil ya está a un paso de la gran final. Puede gustar más o menos Raúl, pero sólo nos queda quitarnos el sombrero ante un hombre que está escribiendo con letras de oro su mejor participación en la Liga de campeones.


Manita del Barça al Shakhthar

Sólo un accidente puede evitar un clásico en las semifinales de la Liga de Campeones. El Barça en un partido complicado como anunció el mister culé, goleó a los ucranianos del Shakhthar que podría haberse llevado un resultado mejor para el partido de vuelta.

Las cosas comenzaron muy bien para el Barça con el gol de Andrés Iniesta en el minuto dos, pero los hombres de Lucescu quisieron ponerle las cosas difíciles a los blaugranas, presionando muy arriba y llegando con claridad a la portería de Valdés, pero la falta de acierto impidió que llegara el empate. De todos los equipos que han pasado esta temporada por el estadio barcelonista, este ha sido de los que más apuros le ha hecho pasar.

El gol antes del descanso de Alves dió tranquilidad a su equipo, un pase magistral de Iniesta que tuvo una visión perfecta del desmarque del lateral brasileño, daba una ventaja importante en el marcador para afrontar la segunda parte con el ánimo de sentenciar la contienda.

Superior fue el Barça en la segunda parte, dominó los tiempos del partido y el gol de Piqué, nuevamente en un saque de esquina, hacía justicia al dominio en la reanudación con el tercero. Pasaban los minutos y el fútbol control apareció, Pep Guardiola no quería arriesgarse a encajar un gol que le complicase la vida, pero llegó en un lanzamiento de falta lateral que remató en semifallo Rakitskiy haciendo el gol del honor.

Keita no dejó que los ucranianos se hicieran ilusiones, tan sólo dos minutos después del jarro de agua fría llevaba la ilusión a su parroquia con un golazo que dejaba la eliminatoria decantada para los blaugranas. Finalmente en los últimos minutos Xavi hacía el quinto y la gradería empezaba con cánticos típicos de clásicos.

Daniel Alves fue protagonista en todo momento tanto para lo bueno como para lo malo, puso en varios apuros a sus compañeros en la zaga con pases comprometidos y sus centros (debería hacerselo mirar) son casi todos perdidas de balón, pero apareció para hacer el segundo y asistir en el último de la noche.

Otros jugadores que quiero destacar son Mascherano y Busquets que siempre hacen el trabajo sucio de este equipo, nuevamente estuvieron a un gran nivel y fueron una de las excusas por la que el Shakhthar no se llevara mejor resultado del Nou Camp.

Ahora nuestros dos equipos en Champions comienzan a pensar en su eliminatoria de semifinales, pero no deben olvidar que en el fútbol puede pasar cualquier cosa y no sería la primera vez que veriamos un tropezón. No pasar apuros en el partido de vuelta debería ser el único pensamiento de ambas entidades, ya que si ocurre lo lógico nos hartaremos en las próximas semanas de hablar de clásicos, clásicos y más clásicos.

En la otra semifinal, el Mancheste United con gol de Rooney se impuso al Chelsea en Stamford Bridge y cobra ventaja de cara al partido de vuelta en Old Trafford.