Articulos etiquetados con Pep Guardiola

Granada festeja el ascenso

Treinta y cinco años ha tenido que esperar esta ciudad andaluza para volver a ver a su equipo en la máxima categoría. La temporada pasada en la Fuente de las Batallas ya disfrutaron el ascenso a la categoría de plata, pero el día de hoy es especial para los granadinos que verán a los más grandes en Los Cármenes.

Quince mil espectadores recibieron en el estadio rojiblanco a su equipo, Ighalo el héroe de la final fue uno de los jugadores más aclamados. La sangre fría del delantero hizo que hoy se festeje el ascenso a la máxima categoría. Lucena, Dani Benítez, Roberto y Geijo entre otros fueron coreados en su salida al césped, como los héroes del ascenso.

Fabri el artifice de la victoria seguirá la temporada que viene en la liga BBVA, porqué Quique Pina le ofrecerá la renovación para que sea el técnico en la máxima categoría. Finalmente el entrenador gallego cogió su último tren a Primera y conseguirá después de una dilatada carrera estar codeándose con técnicos de la talla de José Mourinho y Pep Guardiola entre otros.

Cuarta Champions para el Barça

Os debemos una y estos que están aquí no suelen fallar

Esa frase fue la que dijo Pep Guardiola en el Nou Camp durante la celebración de la consecución del título de liga en la temporada pasada. Y no falló en su promesa, en la noche de hoy el Barça se ha proclamado Campeón de Europa por cuarta vez en su historia.

El templo del fútbol coronó a su rey y eligió para ello al mejor equipo del momento, el Barça. He de decir y no por ser un equipo español, que me alegra la consecución del título por parte de los blaugranas. ¿Por qué? para que el todo el Mundo pueda ver que está filosofía es la que nos da espectáculo y con la que se puede ganar títulos. Durante varias temporadas se había puesto de moda la destrucción de juego como base de victorias, pero esta apuesta es arriesgada y es un ejemplo para muchos clubes que ya comienzan a fijarse en esta filosofía.

Hoy y como pasara hace un par de años, le costó entrar en el partido al Barça, pero a los diez minutos cogió la manija del encuentro y desde ese momento dominó, apagando el infierno de los red devils y consolidando las bases para la victoria final. El gol de Pedro adelantaba en el minuto 27 a los culés, pero siete minutos después empataba Rooney en uno de los únicos errores defensivos de los hombres de Pep Guardiola.

Durante la segunda parte sólo existió un equipo, desde el primer momento los blaugranas se hicieron dueños del balón y los goles del hombre del partido Messi y el asturiano Villa daban la tranquilidad suficiente para disputar los últimos minutos. La victoria se fomentó en el control del balón y la calma a la hora de buscar la portería rival, una defensa que sólo cometió un error y lo pagó caro, pero que finalmente consiguió el objetivo.

Se completa el ciclo, Wembley fue el inicio de una filosofía y de una manera de entender el fútbol. Tenía que ser aquí donde el Barça consiguiera levantar nuevamente el trofeo y hacer disfrutar a toda una afición que ya se ha lanzado a las calles para celebrar un nuevo éxito culé.

Me gustaría mencionar a un hombre que ha conseguido que su equipo sea admirado en todo el Mundo, no es otro que Pep Guardiola que llegó como un parche después de la marcha de Rijkaard, con un plantel tocado anímicamente y que en tan sólo varios meses logró recuperarlo. Desde aquel verano del 2008 hasta ahora, diez títulos para el técnico y los suyos. Dos Copas de Europa, tres ligas, una Copa del Rey, una Supercopa de Europa, dos Supercopas de España y una Copa del Mundo de clubes, todo esto en tan sólo tres temporadas, se puede decir que el Barcelona ha marcado una época en el panorama futbolístico.

Y si he de quedarme con un detalle del partido, no es otro que el gesto que ha tenido Puyol con Abidal. El francés ha luchado contra el cáncer hace tan sólo un par de meses y hoy ha disputado los noventa minutos en una final exigente. El central catalán se ha quitado el brazalete y se lo ha entregado al lateral francés para que este levantara el trofeo, una gran alegría con un éxito ante esta lacra que es el cáncer.

Enhorabuena al Barça y a todos los culés por el gran éxito cosechado en la noche de hoy.

Fiesta del fútbol en Wembley

Llegó el gran final de temporada, la fiesta del fútbol se ha desplazado a Wembley para acabar la temporada futbolística en Europa. En este remodelado estadio se citan los dos mejores equipos de la presente Liga de Campeones, Manchester United y Fútbol Club Barcelona.

Esta noche se sabrá que equipo reinará durante un año en el viejo continente, en un final de curso apasionante y en el que ambos clubes campeones de liga de sus respectivos países, han tenido tiempo de sobra para preparar la final y tener la oportunidad de luchar por ser los campeones.

Los red devils juegan la final en su país, pero en un partido de estos da igual en que ciudad estés, los ánimos están al 50% para ambas escuadras. Alex Ferguson ha buscado en los últimos quince días un plan para parar al Barça y todo apunta que ese plan es conservador, con miedo al posible dominio que pueden tener los blaugranas, incluso está sopesando la idea de que Chicharito Hernández esté en el banquillo y salir con un solo punta, Rooney.

Mientras tanto en los blaugranas jugarán ocho canteranos y el once titular de lujo. Ninguna sola baja para el partido más importante del año y quince días desde la consecución del título para descansar piernas y preparar la batalla de Wembley con plenas garantías de éxito. Messi está en el punto de mira en todo el Mundo, quieren saber si el mejor jugador del momento es capaz de aparecer nuevamente en una gran final y que aumente su corta pero intensa leyenda.

Me alegra mucho ver por las imágenes televisivas a los seguidores blaugranas. Hubiera sido injusto que por culpa de un volcán islandes se quedarán sin acompañar a su equipo en Londres. Pero incluso la madre naturaleza se ha tomado un respiro para presenciar la gran final, respetando a todos aquellos que quisieron viajar.

Ahora sólo queda pedir que sea una gran final y que gane el equipo de Pep Guardiola y traiga a nuestro país una nueva Champions. España manda en el viejo continente y en el Mundo como selección, ahora es el turno de un club de nuestro país para que se mantenga la hegemonía futbolística de la piel de toro.

Último episodio de los clásicos

Y llegó el último partido de estos cuatro clásicos que se están disputando estos últimos dieciocho días. El último episodio de una montaña rusa de sensaciones que llevaban al éxtasis a la afición en un partido y en el siguiente bajaban al más profundo desánimo. Con una temperatura que ha ido subiendo conforme iban pasando los clásicos y que llegó a niveles insospechados después del partido de ida de Champions.

Estos clásicos puede pasar a la historia por el empeoramiento de relaciones entre culés y madridistas, tal vez por haber perdido el Real Madrid un señorío que ha llevado con orgullo en sus 109 años de historia, por haber ganado una Copa del Rey tras 18 años y ante el eterno rival. O tal vez pase a la historia por la clasificación de uno u otro equipo para la final de Wembley, por la expulsión de Pepe, por el excesiva dureza de los jugadores madridistas o por las acusaciones de teatro a los jugadores culés. Pero lo que está claro es que no pasará a la historia por el fair-play entre entidades y un gran juego por parte de ambos en cada partido.

El Barça se presenta ante su afición con la alegría de ver en la convocatoria a Abidal, una de las mejores noticias que nos va a dar esta serie de partidos. Solventando la polémica del césped cortándolo bien cortito y regándolo a su gusto para que esté rápido y favorezca el fútbol de ataque. Con tranquilidad pero sin renunciar a su estilo de juego, con ganas de dar a su afición la alegría de ganar al eterno rival y confirmar su presencia en la finalísima, así se espera a los hombres de Pep Guardiola.

Mientras tanto el Real Madrid llega buscando la remontada, creyendo en ello y creo que buscará salir como lo hizo en la primera parte en Mestalla. Está vez no habrá esquema defensivo, no está Pepe ni Sergio Ramos, así que no queda otra que atacar la portería de Valdes para buscar la hazaña. El problema es que si te despistas en defensa ante un equipo como el Barça puedes llevarte una mala pasada y ver como pueden hacerte goles que te empeoren la situación.

Muchos creen que la eliminatoria está resuelta, el que piense eso en un Barça-Madrid se equivoca, me da igual las diferencias en el juego, pero en un campo en el que están Messi, Iniesta, Xavi, Pique, Cristiano, Özil, Benzemá y Di Maria todo puede pasar y la calidad técnica de unos y otros pueden darnos resultados diversos.

Lo más lógico es que el Barça esté en Wembley, será justo vencedor de una eliminatoria que personalmente me ha defraudado por el estilo de juego de los hombres de Mourinho, este tiró noventa minutos en el partido de ida buscando el empate sin goles y que ahora tiene que purgar sus pecados en un campo hostil que le tiene ganas.

Al final la UEFA desestimó las denuncias, tanto las del Barça contra Mourinho, como las del Real Madrid ante los jugadores culés por fingir excesivamente en las faltas. Por fin alguien ha puesto cordura en esta semana de locos que lo único que han conseguido ambos clubes es llevar unas imágenes patéticas fuera de las fronteras de nuestro país.

Espero que no se vuelva a repetir cuatro clásicos nuevamente, estoy deseando que termine todo para no volver a ver a un país dividido por un simple deporte. Esperaba con ansiedad esta serie de partidos, disfrutar de ellos, gozar viendo a los mejores jugadores y los dos mejores equipos del Mundo, pero me he llevado una desilusión debido a tanta intensidad y mal hacer por parte de unos y otros.

Nuevo asalto en el combate

Llegó el día del tercer asalto en este combate futobolístico que nos están regalando tanto Real Madrid como Fútbol Club Barcelona, un nuevo duelo pero esta vez en la competición más importante del continente y en la que tienen todas las esperanzas ambas aficiones.

El primer duelo fueron tablas, ambos equipos defraudaron a sus aficiones, unos por dedicarse a defender en casa cuando tenía que haber ido a por la victoria, el otro por no haber cerrado un partido que tenía ganado jugando con un hombre más en el terreno de juego. El segundo dejó en las vitrinas del club de Concha Espina una nueva Copa del Rey, en un partido épico y espectacular en el que cualquier equipo pudo haber levantado el trofeo.

Ahora llega el partido de ida en el Bernabéu, pero llega más caliente que los anteriores por las declaraciones de ambos entrenadores, Guardiola se saltó su filosofía y habló de los arbitros, como no la respuesta de Mourinho no tardó en salir y le contestaba directo y al mentón, “nunca había visto criticar un acierto arbitral” y Guardiola no se cortó un pelo en su rueda de prensa, “Es el puto jefe, es el puto amo en esta sala”.

En el cuadrilatero de estos cuatro enfrentamientos, el Barcelona está llevando el ritmo del combate pero no consigue llegar a golpear a su rival, que se protege perfectamente mientras que ya ha conseguido acertar en la cara de su rival que se ha quedado después de la final de Mestalla tambaleándose, dudando de su filosofía y su juego de piernas.

Este tercer partido será diferente, un hombre que no hace ruido y que no levanta expectación no está, hablo de Carvalho que no jugará por sanción y que es el gran baluarte de la zaga madridista en los dos últimos partidos. Las dudas que me crea la defensa del Real Madrid para el partido de esta noche, es la dupla Sergio Ramos-Albiol como pareja de centrales.

Por otra parte se ha estado hablando toda la semana en las dudas que tenía Pep Guardiola en defensa, las bajas estaban afectando a los culés y al final podrá confeccionar una defensa de garantías de cara a este partido de ida. Parece que Daniel Alves, Piqué, Mascherano y Puyol serán de la partida, una línea defensiva contrastada de cara a una semifinal de Champions.

La diferencia que tiene este partido con los anteriores, es la subida de moral del Real Madrid que ha ganado en autoestima después de los dos primeros duelos, ahora se saben al nivel del Barça y que son capaces de vencerles, ya no tienen el complejo de inferioridad que tuvieron después de la manita del Nou Camp. Mientras en Can Barça ha pasado lo contrario, las dudas han florecido y ahora no se tiene tan claro que se pase la eliminatoria, incluso el propio Pep Guardiola ha pasado el papel de favorito a los madridistas.

Una de las bajas del Barcelona para esta semifinal será la de Andrés Iniesta, una contractura en el sóleo de la pierna derecha le dejará sin disputar este trascendental partido. Ahora queda saber si Guardiola dará entrada a Keita o a Thiago Alcantara para ocupar la plaza del manchego.